Archivo de la categoría: LIBROS

Reseña de la obra de Rhonda Byrne, «The Secret» (El Secreto)

BREVE OPINION PERSONAL

Este libro es y ha sido un elemento fetiche en un momento muy especial en mi vida de cambio y transformación, espiritual, de crecimiento, de aceptación, en múltiples sentidos, también desde el pragmatismo y la practicidad plasmada en hechos ejemplificantes que denotan la justeza en los principios de la búsqueda en el camino. Me explico. La novela es el principio de un camino perenne, caracteriologizante, ideologizante, aspirante a la mejoría, redentor y un acto de contrición conmigo misma que necesitaba asumir de una especie de guía. Eso es lo primordial desde el punto de vista personal. Doy gracias por haber encontrado este libro. Agradecer es una premisa básica importante dentro de los postulados orientativos y canónicos, fruto de las enseñanzas que cada cual pueda encontrar aquí.

UN PROYECTO SECULAR E HISTORICISTA MUCHO MAS ALLA DEL MARKETING NECESARIO PARA SU FOMENTO Y EL VIRTUOSISMO LITERARIO Y CINEMATOGRAFICO QUE PODEMOS ENCONTRAR EN LA MODERNIDAD ACERCA DE SU SENTIDO TRADICIONAL. UNA EXCELENTE GUIA ESPIRITUAL Y ENSEÑANTE, ASERTIVA.

La edición que tengo yo es de Ediciones Urano, del año 2007.

Autora: Rhonda Byrne. (Wikipedia): https://es.wikipedia.org/wiki/El_secreto_(libro)

Sentido y mensaje

Su sentido y mensaje se puede adscribir a lo que denominamos comúnmente como un libro de autoayuda, y sin embargo, considero que es mucho más que eso.

Baste leer el prólogo para encontrar un vértice que abre varios frentes:

-Por una parte, una búsqueda intrapersonal, metafísica y espiritualista de carácter incuestionablemente unilateral, esto es, de sentimentalismo propio, consustancial.

-En segundo lugar, una guía especial y expeditiva, con normas y reglas precisas que te ubican en un vademecum de enseñanzas y resultados prolijos basados en las enseñanzas de grandes maestros, del mismo Universo, dios o el ascetismo más místico al que uno pueda aspirar. Se nombran a estos grandes hombres y mujeres, de manera atemporal, anacrónica, desde tiempos ancestrales hasta la actualidad.

-También se puede interpretar como una experiencia unipersonal literaria y cinematográfica de interés que adelanta una riquísima revelación desde el punto de vista experiencial y vital, a modo de vida, vívida plasmación o reflejo de un secreto filosófico custodiado a partir de innumerables planos de existencia, tanto meditativos como cotidianos. Se trata de aportar una visión universal al mundo como camino vehicular colectivo a través tanto de una película como de un libro directamente vinculados en género y en pensamiento.

Tal y como especifica su autora en el prólogo: «Mi intención al crear El Secreto era -y es- aportar felicidad a millones de personas en todo el mundo. El equipo de El Secreto experimenta el fruto de esa intención todos los días, puesto que recibimos miles y miles de cartas de personas del mundo entero de todas las edades, razas y nacionalidades expresando gratitud por la dicha que les ha aportado El Secreto.»

Nos encontramos con un gran y espléndido equipo de gente variopinta, ligada a la formación, la externalización de enseñanzas, la ayuda profesional, la colaboración corporativa e integradora, etc, que, a su vez, ha supuesto EN ELLOS un seguimiento en un viaje crucial de autodescubrimiento para cada uno de los colaboradores. Tal y como se nos señala en la contraportada por la propia autora «En el transcurso del mismo ha logrado reunir a un fenomenal equipo de escritores, ministros de la Iglesia, productores de cine, diseñadores y editores para que El Secreto viera la luz y para que su visión transmitiera felicidad a millones de personas».

Por otro lado, tampoco es mi intención reseñar exhaustivamente el contenido maravilloso y utilísimo de un manual o novela sistémica que considero que es tanto o más coadyuvante per se considerando la lectura o visionado directo de dicho libro y/o del film que a modo reforzatorio se realizó poco después ya que todo su perfil orientativo es de fácil acceso intelectual desde su sello original, si bien, también existen explicaciones y reseñas muy buenas y de gran calidad, información veraz acerca de El Secreto a través de fuentes fidedignas y fiables.

Tan solo reseñar más específicamente que se tratan leyes espirituales basadas en el Karma, como la ley de la atracción, lo semejante atrae a lo semejante, por ejemplo, mencionado como una idea basal que fundamenta gran parte del sentido objetivo y subjetivo del libro y su significación, así como otros temas y subtemas tales como: el perdón, el agradecimiento a dios, al universo o a la Fuente respecto de las oportunidades y dones que la vida nos ofrece desde el misticismo, la filosofía cuántica, la moralidad, el sentido positivo de existencia, lo bueno que hay en todos los asuntos importantes y sencillos, cómo enfocarse en lo bueno, para atraer lo bueno o vibrar en la frecuencia similar, etc. Las creencias son importantes en tanto en cuanto estén enfocadas en la limpieza de los pensamientos e ideas y desenfocadas de la enfermedad, ya que si se le otorga poca atención a lo malo o a la enfermedad se contrarresta la mala energía. Por contra, hay una enseñanza interesantísima, es decir, enfocarse en que los bienes son abundantes, rechazar u obviar la escasez y la negatividad. Alabar y bendecir los dones y bienes positivos, la bondad, el amor, el cariño, es un emulgente para sintonizar en la frecuencia que te ayude a crecer como persona.

ESTRUCTURA DEL LIBRO. LA SENCILLEZ HECHA PALABRA ESCRITA.

-Prólogo.

-Agradecimientos a todos cuantos han colaborado de alguna u otra formas en este amplio proyecto.

-Enseñanzas guiadas de diversos maestros y un resumen simplificado al final de cada capítulo a modo de síntesis recordatoria.

-Las enseñanzas fundamentales están enfocadas de forma vinculante, al dinero, a las relaciones, a la salud, al mundo, a uno mismo, a la vida.

-Por último, al final de la obra se integran las biografías de los diversos colaboradores y maestros contemporaneos y coetáneos de Rhonda Byrne, coautores también de El Secreto en cuanto a perfilar su sentido vocacional y espiritual, fomentando la asertividad y la empatía en todo momento.

Quien quiera adquirir mayor información existe una gran rigurosidad orientativa en Internet que hace mención directa, si se prefiere, a las bondades y al buen entendimiento cognitivo, espiritual y psicológico respecto de lo que en sí mismo representa El Secreto.

Gracias a todos por leerme.

Reseña detallada de la novela de Elvira Lindo: Lo que me queda por vivir.

(Con pocos spoilers)

Photo by Vlad Cheu021ban on Pexels.com

Elvira Lindo, biografía y trayectoria literaria. La podéis encontrar en este enlace que os vincula con la WIKIPEDIA: https://es.wikipedia.org/wiki/Elvira_Lindo

EXTRACTO DE LA WIKIPEDIA PARA PRESENTAROS A ESTA EXCELENTE AUTORA:

Elvira Lindo Garrido (CádizAndalucía23 de enero de 1962) es una escritora y periodista española, conocida principalmente por ser la creadora de Manolito Gafotas. Su actividad ha abordado el periodismo, la novela y el guion televisivo y cinematográfico.

RESEÑA LITERARIA PROPIA

La edición que tengo es de 2010. La primera edición.

Es una novela muy interesante y sugestiva porque es un libro intimista, a veces, conceptual en sus acepciones, figurativo y poético otras, simbólico en sentimentalismos sin la necesidad de recurrir a la banalidad, ni a tópicos repetitivos, muy al contrario, resulta elegante incluso frente a la tragedia y siempre fiel a la realidad, anteponiendo hechos que cristralicen en una causa realista que los pueda convertir en un reflejo pragmático de una época denotativa y también dura y permisiva. En definitiva, una novela altamente recomendable, con diálogos que se justifican tanto por las acciones como por las sensaciones vivenciales. Las descripciones son esmeradas y concienzudamente elaboradas situando cada elemento en su punto verdadero de inflexión en momentos álgidos, por ejemplo.

El contexto histórico versa en torno a una etapa fundamental en la vida de muchas personas de los cuarenta para arriba y, por consiguiente, me parecen importantes todos los aspectos que toca. No son solamente subjetivos; como en casi todas las cosas, poseen tales aspectos, una parte material, ya sabemos que suele ser dialéctica la naturaleza de los sentimientos, sensaciones, situaciones, relaciones entre elementos que definen una acción en tiempo y lugar, unas consecuencias en los giros del argumento que juegan eficazmente con las contradicciones de cada cual, en sus sentimientos encontrados, en las dudas y miedos consuetudinarios, los de todos nosotros durante alguna parte de nuestra vida. A su vez, logra que nos sintamos identificados en alguna porción de la argumentación, a partir de algún personaje en concreto, respecto de alguna situación que hayamos podido detectar o asociar, etc.

De todos modos, el personaje central de esta gran y corriente historia del Madrid rupturista abierto a la transgresión y al desenfreno, a las novedades y también a los tóxicos y al sexo libre tras una dictadura, entremedias de la Transición, y pretransición, merece su consideración intrínseca a la hora de ser el personaje destacado por antonomasia, tanto por su personalidad particular, como por sus rasgos y pespuntes, bordado en oro del bueno, meticulosamente definido, no siempre por lo explícito. Se hace necesario indagar en él. No siendo tampoco un recorrido semántico que medie en lo escandaloso, sino todo lo contrario, es tan fina su escala de grises y tonalidades que conmueve y emociona, por la hermosura de las palabras y las conversaciones ágiles y creíbles, como cuando veíamos el resurgir, nosotros mismos, posiblemente, de una libertad a medias, filtrada a través de una serie de condicionantes adicionales. Antonia tuvo que sacrificar algún que otro proyecto, superar barreras generacionales y también de identidad de género. El tema del aborto, en la práctica, todavía clandestino, era tabú en la medida en que se resuelve, en dicha contextualidad, teniendo en cuenta el riesgo jurídico-penal y físico. No lo consideréis un mero spoiler, leed la obra.

Parte básicamente de la etapa que transcurre en los años ochenta, principios, si bien, cronológicamente no detalla una clara demarcación, pero nos lo imaginamos por las expresiones, detalles, objetos, recuerdos, ejemplos de la vida cotidiana y alguna referencia temporal indirecta en torno al paso de los sucesivas historias dentro de la trama y de las subtramas en este genial relato costumbrista rigurosamente elaborado con ese estilo peculiar y comunicativo que posee Elvira Lindo y que penetra en el corazón y en la mente del lector tras un proceso de conocimiento desarrollado que no deja indiferente, es más, impregna un sello tan propio como selectivo, porque para adentrarte en esta historia debes superar el capítulo segundo, que es bastante largo. Hay que estudiar pormenorizadamente la obra para darse cuenta de su relevancia, muy a lo «sui generis» y, al mismo tiempo, saborear lo cotidiano, la rutina y la humanidad que destilan tanto los personajes principales como los secundarios y corales. No es una historia cualquiera y no entraña facilidad en su lectura, si bien, el estilo narrativo, de corte meridianamente culto se transforma en un bis a bis con el lector articulando una rotundidad llana, con el uso de un argot elegante pero sutilmente bello y en ocasiones tan directo como un dardo, conjugándose momentos intensos y naturales, de una singularidad connatural.

Esa década, llamada por muchos la Década Prodigiosa, tenía como unos rasgos estables y perdurables el tiempo que duró, profiriendo una serie de movimientos rupturistas y transgresores directamente relacionados con la cultura desglosada en la música, los fanzines, medios de comunicación de sello más independiente, los eventos de todo tipo, actos sociales diversos, etnias y tribus sociales que marcaron a los jóvenes con un distintivo de identidad, aunque también señalaban vínculos especiales con la política, la economía, el arte en sí mismo y, junto a todo ello, la manifestación de unas ideas novedosas mezcladas aun con lo viejo que se resistía a sucumbir del todo, pinceladas muy concretas que derivaron en comportamientos sociales muchas veces, dentro de la vanguardia de las costumbres post-modernas. Un claro ejemplo, la Movida Madrileña extendida también a Valencia, Euskadi, Galicia, o Barcelona, muy especialmente en Madrid.

Sin embargo, este libro, si bien, esconde o revela, según se trate, guiños interesantes, no habla de ello como premisa fundamental, ni su hilo conductor se reduce a contarnos una historia rigurosamente documentada en relación a lo ochentero «per se». No hay clichés ni estereotipos. Eso es algo interesante. Detrás de la leyenda verdadera del Madrid de Rockola, del Madrid me Mata, de la radio y la televisión con aires de crítica social insurgente, existe y pervivirá durante todo el desenlace y final una materialización del afán de superación y también, como no podía ser menos, la búsqueda constante, en el día a día, de un lugar en el mundo con destino a varios de los personajes que aparecen.

Empero, la acción se desarrolla principalmente en la ciudad de Madrid. más en concreto, en la ubicación de una barriada trabajadora. En aquellos años. Aparecen conjuntamente otras ubicaciones y una alternancia con la práctica social en el campo, en un municipio donde vivían familiares directos de Antonia, la protagonista principal y que nos narra el contenido básicamente en primera persona. Aunque lo cuente ella misma en una especie de flashback, el papel dirigente a la hora de contar, se conjuga como el equivalente a una narradora omnisciente. Hay saltos en el tiempo y el transcurso del mismo no siempre se expone de forma secuencial, episódicamente ordenado, puesto que, muchas veces, se trata de recuerdos que rememora Antonia y otras veces, se recrean escenas y situaciones intrínsecamente ajustadas a lo que los personajes sienten, no tanto por los hechos que plasman cada cosa que sucede en un momento dado. Se trata de una amalgama que alterna la acción, la descripción muy localizada de objetos y lugares, de ritos, usos, modas y costumbres, de demarcación de personas con propósitos, en ocasiones inaccesibles afectivamente para llegar a la esencia de una Antonia sufriente y combatiente, representación viva de lo que pudo haber sido y no fue, la búsqueda de compensaciones, la canalización emocional volitiva que no logra cicatrizar el pasado.

Es curioso, pero mucha o gran parte de las escenificaciones situacionales se encuentran narradas en un pretérito inmediato, o sea, un pasado reciente y, en otras ocasiones, en pretérito anterior, pero cuyo registro suelen ser recuerdos, evocaciones o rememoraciones, incluso homenajes póstumos, como cuando menciona bastante a su madre antes y después de su larga enfermedad. También a su padre desapegado y fuera de un lugar contextual sano que le defina sino sea por una vida inventada y oportunamente troquelada para satisfacción mezquinamente personal, derivadas de la sociedad que le tocó vivir y a sus hermanas vivas, conformando una antítesis de personalidad entre ellas y con respecto a Antonia, que hace que se rebelen, cada una a su manera, frente a la madre y a la tía, cuando éstas dominaban pasivamente el feudo rural y vivían todos unidos en periodo vacacional. Los traumas psicológicos atenuados por mecanismos de defensa más o menos efectistas, no dejan de perseguir a algunos personajes que trascienden hacia las segundas tramas.

Por tanto, el contexto socio-político, cultural, económico transcurre en la ciudad de Madrid dominantemente, y ello, por razones estructuralmente justificadas respecto del drama que nos ocupa y, fundamentalmente, por cuestiones lógicas.

Es un libro que habla del reencuentro con uno mismo y del reencuentro con una vida.

SINOPSIS

La protagonista, Antonia, tiene un hijo pequeño, llamado Gabi, quien posee unas características de personalidad y carácter muy peculiares que le hacen ser muy inteligente y, a la vez, muy introspectivo; es hijo único, quizá influya en ello tal circunstancia. La causa o motivos, sin embargo, parecen estar reconducidos por la separación de sus padres y por el hecho de que la relación simbiótica que se establece entre él y su madre, de sobreprotección y sentimiento de autoculpa, sumando la enfermedad cardiorrespiratoria que padeció Gabi desde muy pequeño, le hacen sentirse, muchas veces, vulnerable. En apariencia.

Las relaciones eróticas o amorosas de Antonia con algunos hombres cercanos a su psiquis y con su exmarido, sobre todo, no le son del todo favorables. Con éste último la ausencia de cariño es notoria, esto es, la sombra proyectada por él. En resumen, hay un salto evolutivo en el tiempo y pronto conoceremos nuevos personajes en la vida de esta ambivalente mujer que nos harán comprender por qué piensa y se comporta como lo hace, un poco más en profundidad, la representación de su psiquis, sus déficits de afecto o de asertividad en sus relaciones interpersonales, sus temores, dudas, aspiraciones, etc. Se traza para muchos de forma lógica un guión de vida donde cada personaje cobra su vida propia, mereciendo capítulo aparte, con anecdotario propio, pero contado por la protagonista a través del recuerdo, la culpa y la nostalgia; así, este recurso nos permite conocerlos mejor, y también a Antonia.


Antonia es una continuista y seguidora de los movimientos de vanguardia sin hacerse muy explícita dicha exposición. Unos mínimos detalles la delatan como mujer frustrada, especie de fashion-victim, rol que le permite pasar de moderna con todos los atributos y rebelde, a mujer que ha formado una familia monoparental extraña, con un trabajo exitoso, al menos, que le permite disfrutar de un buen sueldo y por el que ya no se le está permitido vivir la vida loca de juventud.

Uno de los centros nodulares del libro es la relación del niño y la madre, la madre y el niño, vínculo muy particular. Se siente obligada a hacerse cargo, sola, de su hijo, al mismo tiempo, no puede dejar de quererle más que a nada en el mundo, pero a su vez, no puede evitar sentirse culpable por no ofrecerle un padre mejor, que no sea una figura ausente o una familia normal; aunque nunca se lo mencione a las claras. El libro está lleno de pensamientos, deseos, metas, proyecciones y sentimientos. Tampoco puede evitar las temidas comparaciones con otros supuestos casos de amigas de juventud. U otras amigas que vendrán más tarde.

Para muchos personajes el vehículo narrativo parte más de lo que es sugerido que de la verdadera o sincera voluntad. Las falsas apariencias estuvieron presentes en la familia de Antonia y durante su niñez y adolescencia, teniéndose que enfrentar a un reencuentro con la ciudad que tanta vida y felicidad le proporcionó una vez transcurren ciertos años, con un niño a cuestas, muy querido, que tiene que llevar al médico persistentemente.

ESTILO NARRATIVO

Tiene un estilo detallista, esmeradamente meticuloso en la puesta en escena de las situaciones y de los diálogos pero, sobre todo, es descriptivo porque los diálogos están notoriamente justificados, es decir, tiene que haberlos en el justo momento. Aparte de ser comunicacionalmente descriptivo, es emotivo. Habla, fundamentalmente, de sentimientos y de problemáticas psicologicas. Por cada uno de los perfiles de los personajes hace una descripción detallada, en la forma de narrador ommisciente en primera persona cuando habla de ella misma y en tercera cuando refiere a otros sujetos para describirlos, pero en realidad, es un monólogo.

Esta metodología está muy desarrollada, lo hace fragmento a fragmento, pero puede saltar de un fragmento a otro en diversas ocasiones, el modo temporal está en presente de indicativo y, a veces, en pasado, pero cuando habla de su madre en pasado, lo hace a través de la temporalidad del recuerdo.

No es un estilo simple, es complejo. La estructura no está diversificada plenamente, en distintas voces independientes, se trata, más bien, de una especie de monólogo. Refleja no solo las emociones de la temporalidad del contexto histórico, político, social, cultural y económico, para representar que ella es una transgresora con mucho sentimiento de culpa. Queda reflejado en los trazos de sus personales expresiones y forma de hablar y actuar. Transmite dolor, por ejemplo cuando aparece o, mejor dicho reaparece un personaje de su infancia vinculado a la radio, Jabato, ya veréis por qué si decidís leer la novela que yo os recomiendo encarecidamente.

AMBIENTACION Y ESCENIFICACIONES

Se expresa también una forma de vida, un modo costumbrista de vivir y una variopinta serie de ritualizaciones: la forma de describir -esto es un claro ejemplo- cómo transcurre la enfermedad coronaria de la madre de Antonia es como una diminuta alegoría. Para decir que le implantan un marcapasos la forma de describirlo es muy coloquial, a través de figuras retóricas como las comparaciones y los símiles, de tal modo que su corazón es como un reloj con un grabado. Es un lenguaje que, en tales ocasiones, queda muy cercano, muy próximo. Otro ejemplo gráfico es el de las fotos de los muertos, ejemplificado en este fragmento textual, que dice así: «la muerte era una circunstancia de otro tiempo, de otro siglo, casi un cuento de fantasmas. Los fantasmas de los familiares poblaban todas las casas, en particular en la casa de mi abuelo, eran invocados a diario por mi tía Celia. No sé si era una peculiaridad suya, una especie de costumbre arraigada entre las mujeres solteras; las madres cuidaban a los vivos, las solteras a los muertos. Mi tía les llamaba con un gran sentido de la propiedad, mis muertos. Los retratos de sus muertos estaban colgados en el sombrerero recibidor, muy a tono con el tresillo de madera y enea de la misma época de los retratados«

[Se puede observar aquí cómo es la meticulosidad cromática, de contorno, de forma, de sentido, de esencia de las cosas y cómo éstas están descritas]

«Era ese tipo de fotos de principios del siglo XX de gran calidad que nos acercaba con enorme precisión la presencia de seres humanos. Yo las miraba una y otra vez a la luz de la bombilla queriendo descubrir algún detalle nuevo que me uniera a esas mujeres, mi bisabuela, mi abuela, subidas a un coche de caballos, vestidas como heroínas de novela aunque un novelesco quedara frustrado, adusto y desconfiado de la gente de pueblo para la que ser retratada era algo amenazante y excepcional«

Este podría ser un ejemplo pragmático de cómo se vivía en la España rural a finales del siglo XIX, siglo XX, hasta mediados.

Hay otras elaboraciones narrativo-descriptivas acerca de la vida rural como un puente entre dos mundos contrapuestos que no tienen más remedio que comunicarse entre sí aun cuando sea a través de un finísimo hilo. Es pragmático el hecho de que Antonia describa las diferencias de mentalidad y cultura de los niños de ciudad, poco acostumbrados al asilvestrado ambiente de bosque y trazado campestre, con rutas inigualables, casi sincréticas, puesto que llega a concluir en este dilema o dicotomía que ella se sentía entre dos aguas alcanzando a comprender a los muchachos de ciudad cuando no debían ni por asomo empuñar un arma de fuego de caza de los mayores, la falta de sentido de identidad pues se sienten perdidos en un hábitat desconocido que no pueden controlar.

También alabo cómo describe la vida en naturaleza, exotismo exhacerbado cuando se nos muestra un soterrado elenco de eufemismos para no poder decir las cosas por su nombre en cuanto al criterio comportamental, o como el recurso que se nos transmite mediante la vida secreta que parecen empuñar figurada y poéticamente los objetos de la casa cuando la tía se queda sola y los chicos salen a jugar afuera, pareciendo que el ambiente otrora repleto de enseres se volviese diáfano mimetizándose con el aire, con el entorno tranquilo y silencioso. Una parienta que no es, en esencia, tal y como nos la pintan pues el ascetismo simulado parece ser un escudo para no ser reconocidos sus sentimientos interiores y sus contradicciones. Lo que pensaba verdaderamente del Comunismo o la afición por la lectura de Galdós, son un claro atisbo de doblez.

La descripción de los materiales de que están hechos los utensilios y las cosas inermes, la poblada vegetación exterior, la sutileza del carácter provinciano que se vuelve en rudeza cuando se trata de enarbolar el rol que a cada cual le compete, el abuelo, tan rústico como el padre y tan sometidos a los convencionalismos que ofreció la guerra y la postguerra, tratada con enorme entereza como consecuencia de determinados arquetipos del régimen perfectamente delimitados y que estaban condenados a ser borrados con la Transición posterior, con la apertura de la democracia y algunas parcelas de libertad sobrevenida previa. Resultan ciertamente elegantes las imágenes simbólicas y un realismo crudo y repentino, utilizadas herramientas, siempre puestas en segundo plano, excepto en el desenlace final, pues son la canalización de lo que ocurrirá después, casi al final del libro, no lo voy a desvelar, por otra parte.

Antonia siempre intentó rebelarse y luchar a contracorriente y finalmente ocurre lo inesperado, como contraposición a lo que parece ser la tónica genérica de todo el libro, maravilloso, por otra parte, donde se da un giro con la incursión de nuevos personajes poco más allá de la mitad, para asombrar por la brusquedad de los acontecimientos en los últimos capítulos. Agradablemente, con cierta justicia, vamos a decir, el final conclusivo es materializado en catarsis.

Ya os digo, a mí esta novela me ha encantado, no solo por la historia que cuenta sino por cómo la cuenta.

Nuestra felicidad, de luis rojas marcos

Photo by Akshar Dave on Pexels.com

Luís Rojas Marcos es un médico-psiquiatra sevillano afincado mucho tiempo en Nueva York, donde se doctoró en ciencias médicas.

Podéis tener una más exacta y amplia referencia de su trayectoria profesional en la Wikipedia. Os dejo el enlace:

https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Rojas-Marcos

He leído el libro con mucha atención, llegando a la conclusión general de que se trata de una obra multidisciplinar, porque toca en los primeros capítulos varios aspectos de analisis que atañen a diversas materias para comprender en un primer sentido, más homogéneo, en qué consiste la felicidad y cómo ha sido apercibida por el hombre, vivenciando un sentido de identidad, genérico, y desde una perspectiva etiológica, de evolución a lo largo de miles de años, realizando un paralelismo con los primeros hombres primitivos para ir desgranando los diferentes episodios históricos encabezados por los grandes hombres, filósofos, pensadores, médicos griegos como Hipócrates, o referenciando a Aristóteles. Hasta llegar a Galileo, Newton, Einstein representantes de la ciencia como arma para explicar procesos.

ESTRUCTURA DEL LIBRO, QUE DATA EN SU ULTIMA EDICION QUE POSEO DE 2005 EN SU CUARTA EDICIÓN, DE ENTONCES. EDITORIAL: ESPASA.

Consta de tres partes con sus respectivos capitulos.

PRIMERA PARTE:

1.- El reto del Central Park.

2.- Palabra, civilización y oportunidades.

3.- Ciencia, humildad y bienestar.

4.- Medicina y calidad de vida.

SEGUNDA PARTE:

5.- Significados de la felicidad.

6.- El termómetro de la satisfacción.

7.- Reparto de la dicha.

8.- Cuerpo y alma.

TERCERA PARTE:

9.- Las semillas de la dicha.

10.- Ladrones de la felicidad.

11.- Escenarios de la alegría.

12.- Ingredientes de la personalidad feliz.

Para terminar con notas y referencias bibliográficas y un indice analítico.

Todo empieza con un reto mientras se encuentra reunido con unos amigos en el Central Park de Nueva York respondiendo a una demanda a la hora de explicar qué es para cada uno de nosotros ese sentimiento divergente, a veces, contradictorio, pero común a la especie humana como anhelo y también como necesidad vital imperiosa en su desarrollo como especie.

Más aparte, contiene una visión diacrítica, pues habla de multifactoriedad, también describe una posición humanista pero ligada a la psicología cognitivo-conductual, de forma ecléctica. Es, al menos, lo que deduzco de su contenido y objeto como materia de estudio. Al mismo tiempo, realiza en capítulos posteriores toda una serie de casuística en la forma de la psicología social, la cual, realiza estudios de campo y de muestreos de la población para justificar por qué unas personas se muestras más receptivas a demostrar y tener dicho sentimiento y por qué otras son más desgraciadas en términos también de personalidad, edad, condición geográfica y otra variables combinables. Citando al autor de cada estudio dentro de un excelente trabajo pormenorizado en ese sentido.

Si no me equivoco y para la escuela cognitivo coductual de la tercera ola es muy importante saber que es humanista cognitivo pero también conductual dado que de los pensamientos e interpretación de la gente respecto del concepto tratado dependerá una línea de aceptación, adaptación o rectificación, para mejorar la autoestima y el estado de ánimo.

Nos habla, a grandes rasgos, de que para desarrollarnos como personas un rasgo común colectivo que se corresponde con el deseo de mejora y el bienestar de conjunto, el ser humano ha tenido que realizar una ardua búsqueda motivada por la NECESIDAD.

Nos habla de que la felicidad no es por sí misma alcanzable, que existen determinados momentos aproximativos, pero que en definitiva, la sociedad permisiva y un tanto nihilista de la actualidad, nos confiere una visión de la felicidad edulcorada o disfrazada bajo diferentes mecanismos distractores que hacen que no conectemos debidamente con nosotros mismos. Y que hay tanta diversificación como personas y grupos de personas, familias y matices y contradicciones en la interactividad proactiva entre unos y otros. Incluso dentro del mismo círculo de relación.

Es un ensayo profundo y materialista, también justificado en cada una de las ideas, tanto adyacentes como clarificantes.

Llegados a la conclusión de que incluso en una situación dramática logramos esos momentos de felicidad y dicha ansiados, tenemos que tener presente que el sentimiento de felicidad es tanto interior como pragmático, pero que, en el fondo, si lo vemos desde fuera, únicamente erramos el camino por apreciarlo.

La diversidad de significados que nosotros estamos en predisposición de darle dependerá de muchos factores combinables entre sí ligados a la propia experiencia con los demás y con uno mismo. Nos habla también de ese tandem indisoluble que comporta la unidad del cuerpo y la mente como un todo. La importancia del cuerpo, cómo la enfermedad puede ser un síntoma de desadaptación somática y fisiológica y nos abre básicamente el campo biológico, el psicosocial, y el cultural. Para comprender su composición variable. El entorno influye sobremanera, también es un concepto determinado por la historia y el lugar geográfico, es decir, un ideario muy complejo del sentir donde interviene la autoestima y la manera en que interpretamos la situaciones, de ahí a que dedique capitulos a explicar fenómenos vivenciales a partir de los sondeos poblacionales infiriendo estadísticas y resultados porcentuales que miden distintos parámetros. Tal y como hace la psicología social, pero es también un libro empirico-científico, donde basa determinadas premisas en la observación y el estudio de las distintas civilizaciones y modos de producción, a lo que se responde teniendo en cuenta indicadores sociales, económicos, culturales, educacionales, docentes y academicistas, proyectándolo a familias y a grupos estables, como los centros de trabajo y de ocio para ejemplificar resultados frente a condiciones dadas. A veces, muy específicas.

Lo aconsejo para aprender y para extraer conclusiones propias. No sé si todavía está dentro de las editoriales pero podéis probar a buscarlo, pues como he dicho antes la edición que tengo yo data del 2005.

Gracias por leerme.

Photo by Matheus Bertelli on Pexels.com

Reseña completa de marianela, de benito perez galdos, EN MI CANAL DE YOUTUBE

La obra Marianela, de Galdós, se englobaría en su primera etapa, donde también escribió doña Perfecta y Gloria, dentro del Naturalismo Positivista. El Realismo, segunda mitad del XIX posee unos rasgos intrínsecos muy radicalizados en contraposición a su movimiento antecesor, el Romanticismo. Hago una descripción también sintáctica, no solo a partir de la interacción de unos personajes con otros y sus reflejos morales, antagónicos en algunos de ellos. En sintáxis abundan las antítesis, las comparaciones, los símiles, en una jerarquía oracional peculiar y contrastable aunque los elementos vayan juntos. Es una caracteriología de la novela. También toca temas enfrentados: la cultura y las diferencias socioeconómicas, la industria frente a la agricultura… etc. Y las descripciones paisajísticas son tan realistas como pegadas al terreno, llenas de detalles y costumbrismo exhacerbado. Magistral.

DE MI CANAL DE YOUTUBE:

Reseña de Un mundo feliz, de Aldous Huxley. De mi canal en YouTube.

Este es uno de los episodios que se incluyen en mi programa: El sentido de la vida, integrado en mi canal de YouTube. Espero que os guste.

Si os gusta el contenido, no dudéis en suscribiros a mi canal de YouTube. Gracias.

Ernestina o el nacimiento del amor, de Stendhal

LAS SIETE ETAPAS DEL AMOR

INTRODUCCION

Leí este libro en la década de los noventa y hoy mismo he finalizado la relectura. Es un libro corto que se lee en menos de dos horas. En 1993 la editorial Alianza publicó libros de bolsillo que costaban 100 pesetas de las antiguas, de ahí el título de la Coleccion: Alianza Cien.

Se trata de una mini obra, la cual, en realidad, se corresponde con las anotaciones hechas relato que Stendhal elaboraba para realizar De L’amour, Del Amor, y que se publicaron como un apéndice del mismo trabajo, publicado en la segunda edición, no en la primera de 1822. En este librillo nos explica gráficamente, a modo de ejemplo pragmático, las siete etapas del amor según su propia teoría acerca del tema, la cristalización. Como en un juego amatorio -tal y como se manifestaba en un paralelismo perfectamente aplicable al tipo de atracción producida durante la etapa de la Edad Oscura y el Prerrenacimiento feudal, similar al fenómeno secular del «amor cortés»- el autor refleja las siete fases del proceso amatorio, quedando selladas por episodios representados por dos personajes singulares y arquetípicamente explicitados: la amada joven, con pensamientos infantiles y dispersos, a veces, muy pueriles, sin experiencia de ningún tipo con respecto a la formalización amorosa, que asiste al nacimiento de su propio enamoramiento y el amante artificioso y tendencioso, Felipe Astezán, igualmente inocente en algunas ocasiones y que cae en su propia trampa hasta convertirse en un hombre despechado. Al tiempo que Ernestina parece cumplir las reglas de la sociedad de su tiempo al tener que renunciar físicamente a la consolidación de la relación puesto que la obligan a casarse con un alto cargo militar, viejo y muy rico, caballero de varias órdenes.

«… estas lágrimas, lejos de ser dolor, son las compañeras inseparables de la presencia inopinada de una suprema felicidad; quieren decir: «¡Qué dulce es ser amada»!

LA TEORÍA DE LA CRISTALIZACION EN EL AMOR

De manera categórica se podrían enumerar estas siete etapas amorosas, según Stendhal, en las siguientes:

1.-Admiración.

2.- El admirador se autosatisface dando y recibiendo.

3.- La esperanza.

Este es un punto nodular de la teoría, puesto que enmedio del proceso, si se cortara la esperanza que retroalimenta a los enamorados, se cortaría toda ilusión por continuar el juego amatorio. En atención a las circunstancias y a determinadas variables como la edad o el temperamento, Stendhal señala: «En las personas frías, flemáticas, prudentes, el nacimiento del amor requiere de mucha más esperanza y una esperanza más sostenida. Lo mismo ocurre con personas de cierta edad.

Hay que precisar que esta teorización es bastante personal y no requiere asumirla si no estamos de acuerdo. Pero, sin embargo, el escritor es capaz de fundamentarla empíricamente.

4.- El amor ha nacido ya.

A partir de esta fase, ambos dos son inducidos por sus sentimientos y sensaciones a reflexionar y a justificarse atendiendo a las necesidades de cada uno. Influirán factores como el riesgo o temor a perder el amor del otro, la incomprensión de lo que siente por parte de Ernestina, casi una niña, las vacilaciones de Felipe que duda muchísimas veces de los sentimientos de Ernestina y de los suyos propios… Es significativo los devaneos y especulaciones cognitivas, mentales, ideas contradictorias que surgen en ella que se acercan a pequeños equívocos que le hacen actuar precipitadamente y sin realizar un análisis de la situación, como cuando sabedora de que Felipe tiene una amante quema las cartas que éste la envía para explicarle sus verdaderos sentimientos.

En diversos capítulos, el arbol que hay cruzando el lago se convierte en un símbolo totem, que sirve como vía comunicacional pues, desde el principio, Felipe Astezán deposita desde flores a papeles con anotaciones. Las flores serán de diferente tipo según el estado psicológico y emocional, desde una flor blanca, ramos de todos los colores, flores marchitas, negras, también esquelitas, cartas, etc.

5.- Primera cristalización.

El perfeccionamiento de la percepción del objeto amado. Ya no hay excusas que valgan, cada uno de los amantes luchará por preservar la veracidad de sus sentimientos mediante acciones variopintas pero realistas.

6.- Nace la duda esta vez «per se». Esto es, hay motivos a través de los hechos.

Aparece un mayor nivel de exigencia, como el deseo de materialización en los hechos. Si será posible un casamiento, la dote de la muchacha, quién es y representa en la realidad ser la figura de Felipe Astezán. El desencanto de Ernestina porque aquél es el amante de una cortesana parisina, los celos, etc.

7.- Una vez resueltas las dudas que infringe la segunda cristalización, se produce la reafirmación de los sentimientos auténticos con independencia del resultado final.

CONTEXTO HISTORICO Y ESTILO NARRATIVO

Escritor encuadrado dentro de la corriente del Romanticismo en un principio, movimiento surgido en la primera quincena del XIX, pero no exento en su estilo literario de ciertos rasgos realistas que luego decantan su literatura con obras magistrales. Abogaba por el individualismo del hombre nuevo y la autonomía de pensamiento. Como escritor romántico reflejó en sus obras la rebeldía, con finales no consecuentes con el camino de la resolución del amor tal cual lo conocemos, pues el contexto social de la época era el que era. El filósofo Nietzche, un gran admirador, apreciaba en él la actitud romántica por antonomasia sin llegar al sentimentalismo exhacerbado y la angustia vital, como por ejemplo secundaba Becquer.

Este escritor da nombre a un conflicto psico-social-emotivo denominado «Síndrome de Stendhal» y que él mismo había experimentado, reconociéndose las características intrínsecas que se aplicarían en una persona cuando está contemplando una obra de arte, alcanzado al máximo el paroxismo y el deslumbramiento, un tipo de emoción hiperbólica a través del arte y de las obras representativas. Sobre todo, a través de la pintura y la música.

Sus dos grandes novelas son Rojo y Negro y La Cartuja de Parma.

Su estilo es elegante y a la vez irónico y frío, razonado, donde los enamorados constituyen la semblanza con la pasión heroica muy alejada del amor contractual o por intereses creados. Esa espontaneidad daña como una cicuta venenosa en forma de crítica-alegato a la sociedad de su tiempo y también a la hipocresía, al clero y a las relaciones clientelares en reductos endogámicos, a la monarquía, a la aristocracia, aunque el escritor se considerara apegado a la monarquía. Dentro de esas escenificaciones siempre se producen rupturas sistémicas fuera de los roles convencionales, tal y como le sucede a la rica heredera Ernestina, extraordinariamente culta para ser mujer y casi niña en dicha tesitura histórico-social y política.

Stendhal bebió de las fuentes del renacimiento italiano, de ahí la figura simbolista del amor cortés como fenomenología de su tiempo cuando los dos enamorados se saltan las reglas del antagonismo de clases. Pretende decirnos el autor que el amor no tiene condición pero sí un procedimiento estático en el que basarse la interacción amorosa como ya he citado respecto de la cristalización y las siete etapas del amor como método empirico-teórico para comprender en qué consiste el amor romántico en sus tiempos. Al final de su vida se le reconoció dentro del movimiento realista como uno de sus máximos representantes. Aunque fue un ferviente defensor de la Monarquía y encarcelado por ello, nos deja pinceladas de aguda ironía que parecen apelar a un alejamiento del clasismo puro y un acercamiento hacia la libertad del indivíduo, fundamentalmente del individuo reflexivo y a contracorriente de las imposturas.

Aquí os dejo un enlace a la Wikipedia que informa de la Biografía del autor:

https://es.wikipedia.org/wiki/Stendhal

Espero que os haya gustado la reseña ¡Un saludo a todos los lectores!

EL FORASTERO MISTERIOSO, DE MARK TWAIN

ANALISIS POR TEMAS Y SUBTEMAS (CON SPOILERS)

Este es un libro que se podría englobar dentro de la literatura fantástica, en cierto modo, si no fuera porque encierra en él un cúmulo de críticas a la sociedad de su tiempo y en cierta manera otras a modo de alegato, que contienen un sentido atemporal, anacrónico, por ejemplo, la denuncia de las guerras, de la Inquisición, o de la supremacía de un grupo de hombres sobre otros, sin intención de aportar el tratamiento marxista que supone hablar en términos de la lucha de clases, pero sí visto el antagonismo que existe:

«—Aquí tienes un ejemplo del sentido moral. Los propietarios son ricos y muy religiosos; pero el jornal que pagan a estos pobres hermanos y hermanas suyos alcanza únicamente para impedir que se caigan muertos de hambre. Las horas diarias de trabajo son catorce, invierno y verano, desde las seis de la mañana hasta las ocho de la noche. Los niños pequeños, lo mismo que los demás. Y tienen además que ir y venir desde las pocilgas en que viven (cuatro millas de ida y cuatro de vuelta), un año sí y otro también, por entre el barro y el fango, la nieve, la cellisca, la tormenta, diariamente. Disponen de cuatro horas para dormir. Viven juntos, como una jauría de perros, tres familias en cada habitación, en medio de una suciedad y un hedor inimaginables; llega una epidemia y mueren como moscas. ¿Han cometido algún crimen estos seres sarnosos? No. ¿Qué han hecho para verse castigados de ese modo? Nada en absoluto, salvo el haber nacido como individuos de vuestra estúpida raza. Has visto cómo tratan allí, en la cárcel, a un delincuente, y aquí ves como tratan a los inocentes y a los honrados. ¿Hay lógica en esa raza tuya? ¿Salen mejor librados estos inocentes malolientes que aquel hereje? Desde luego que no; el castigo del hereje es una futesa comparado con el de los inocentes. Después que nosotros nos marchamos de la cárcel, lo descoyuntaron en el potro y lo trituraron hasta dejarlo reducido a pedazos y a pulpa; ha muerto ya, liberándose así de vuestra inapreciable raza; pero estos pobres esclavos de aquí llevan años muriéndose, y a algunos de ellos les quedan todavía años durante los cuales no podrán huir de sus vidas. El sentido moral es el que enseña a los propietarios de la fábrica cuál es la diferencia entre el bien y el mal, y a la vista tienes el resultado. Se creen mejores que los perros. ¡Qué raza más falta de lógica y de razón la vuestra! ¡Qué raza más ruin, sí, qué indeciblemente ruin!» (…)

Es, en su conjunto, una alegoría, una interpretación del mundo y de sus creencias poética, connotativa, puesto que habla desde el comienzo de que la vida es un sueño. La aldea austríaca donde se suceden los acontecimientos en su mayor parte, Eseldorf, es tratada desde el punto de vista simbólico como el extracto figurativo de la mente de un muchacho, finalizando el libro de forma similar:

La consigna, a modo de conclusión sintetizada:

«Nada existe salvo tú»

«Ocurrió en el año 1590… durante el invierno. Austria estaba muy lejos del mundo, dormida; todavía era la Edad Media en Austria y prometía quedarse así siempre. Algunos la situaban incluso más remotamente en el tiempo, hace siglos y siglos, y decían que según el reloj mental y espiritual corría entonces en Austria la Edad de la Fe. Pero lo proponían como halago y no como calumnia, y así lo entendíamos y nos sentíamos orgullosos de ello. Lo recuerdo muy bien, aunque yo solo era un muchacho, y recuerdo también el placer que me causaba. Sí, Austria estaba muy lejos del mundo, y dormida; y nuestra aldea se encontraba en el centro de ese sueño.»

Ultimo capítulo:

«–Y tú no eres tú…, no tienes cuerpo, ni sangre, ni huesos; eres sólopensamiento. Yo mismo no tengo existencia; no soy más que un sueño…, tu sueño,la criatura de tu imaginación. Dentro de un momento te habrás dado cuenta de esto; entonces me expulsarás de tus visiones y yo me disolveré en la nada de la cual me has hecho […]
    Dentro de poco estarás solo en el espacio ilimitado, para vagar por sus soledades infinitas sin amigo ni compañero para siempre…, porque siempre serás unpensamiento, el único pensamiento existente, y, por tu naturaleza, inextinguible, indestructible. Pero yo, tu pobre sirviente, te he revelado a ti mismo y te he liberado. ¡Sueña otros sueños, y mejores!» (…)

A grosso modo nos habla del sentido de la propia existencia, desde un punto de vista bastante nihilista, mecanicista y determinista. Cuando nos explica a través de uno de sus coprotagonistas, Satanás, la secuencia o eslabones de la maquinaria humana que hace que el hombre sea el responsable único de sus actos, los cuales, están predeterminados desde el momento de su nacimiento y no se pueden cambiar; pero el ángel Satanás sí que provoca variaciones posibles en el curso de los acontecimientos, para él el fin justifica los medios y, por tanto, considera que una muerte más temprana libra a esa persona de años de sufrimiento solamente con transmutar un suceso en el tiempo o tan solo un momento concreto:

«El primer acto de un niño recién nacido golpea en el ladrillo inicial, y los restantes siguen cayendo de modo inexorable. Quiero decir que nada podrá cambiarlo, porque cada acción engendra infaliblemente otra acción; ésta, a su vez, engendra a otra, y así sucesivamente hasta el final, y quien contempla el espectáculo es capaz de mirar por la línea adelante y de ver el momento en que cada acto va a nacer, desde la cuna hasta el sepulcro. —¿Es Dios quien ordena esa carrera? —¿Ordenar previamente la sucesión de actos? No. Quienes los ordenan son las circunstancias y el medio en que un hombre se encuen- tra. Su primer acto determina el segundo y todos los que vienen después. Pero supongamos, para poder argumentar, que el hombre fuera capaz de escamotear uno de estos actos, un acto aparentemente fútil, por ejemplo;» (…)

(…) «nadie entre los hombres escamotea un eslabón; eso es una cosa que no ha ocurrido jamás. Incluso cuando él está intentando tomar una decisión sobre si hará o no hará una cosa, ese pensar suyo es en sí mismo un eslabón, un acto que tiene su lugar propio dentro de la cadena, y cuando él se decide, finalmente por una cosa, esa cosa es la que había de hacer con absoluta seguridad. Ya ves, pues, que un hombre no escamotea jamás un eslabón de su cadena. No puede hacerlo. Si se decidiese a intentarlo, ese proyecto constituiría en sí mismo un eslabón inevitable, un pensamiento que tenía que ocurrírsele en ese instante preciso, un pensamiento hecho inevitable por el acto primero de su niñez.» (…)

Lanza un mensaje muy duro y de una enorme crudeza al atacar consciente y explícitamente la condición humana y su naturaleza. El discurso que Satanás emplea no está exento de ironía, llegando al paroxismo en determinadas ocasiones, a la hipérbole más aguda, incluso a la parodia, con tal de ridiculizar el sentir y las actitudes vitales de los hombres en general.

Un punto de vista genérico de rechazo se percibe al referirse a la especie humana, como si fueran peores que los animales, a quienes compara peyorativamente con seres de su misma condición, los ángeles, argumentando que no poseen lo que él llama EL SENTIDO MORAL:

«El hombre fue hecho del barro. Yo mismo vi hacerlo. Yo no he sido creado del barro. El hombre es un museo de enfermedades, una residencia de impurezas; llega hoy y mañana ha desaparecido; empieza como barro y acaba como hedor; yo soy de la aristocracia de los imperecederos. Y el hombre tiene el sentido moral. ¿Comprendéis? El tiene el sentido moral. Esto solo sería suficiente de por sí, para establecer una diferencia entre nosotros». (…)

«Así es vuestra raza miserable. No hace otra cosa que mentir, jactándose siempre de virtudes de que carece y negándoselas a los animales de tipo más elevado, que son los que, en efecto, las poseen. Ningún bruto comete jamás una crueldad. La crueldad es monopolio de quienes poseen el sentido moral. Cuando un bruto inflige un dolor, lo hace de un modo inocente, no comete una mala acción; para el bruto no existe el mal. Y tampoco inflige dolor por el puro gusto de infligirlo. Eso lo hace únicamente el hombre, ¡inspirado por ese ruin sentido moral suyo! La función de este sentido consiste en distinguir entre el bien y el mal, con libertad de elegir entre los dos para actuar. ¿Qué ventaja puede producir eso? El hombre se pasa la vida eligiendo, y en nueve de cada diez casos opta por el mal. No debería existir el mal, y si no fuese por el sentido moral, no existiría. Pero, con todo eso, el hombre es una criatura tan irracional que no alcanza a darse cuenta de que el sentido moral lo rebaja hasta el plano inferior de los seres animados y constituye una facultad vergonzosa. (…)

Otro tema filosófico importante, nodular, en la presente obra, es la relatividad, la atribución humana del bien y el mal y de cómo ésta cobra un papel clave a la hora de enjuiciar el rol que cumplen los diferentes seres terrenales entre ellos (la raza humana y los animales y aquélla con respecto a los ángeles). Comparativamente, un ángel no puede amar a un humano, por su propia naturaleza y condición intrínsecas. Satanás, el ángel, sobrino verdadero de Lucifer, emplea figurativamente las palabras arcilla y barro. Los hombres están hechos de la peor materia, barro, fango y, por tanto, son peores que las bestias y los animales superiores que no tienen moralidad ni entienden el concepto diferenciador de bien y mal. No utilizan la crueldad y la maldad tal y como lo hacen los seres humanos. Un ángel puede sentir simpatía por una persona y al igual que un bruto no hará jamás daño por puro placer. Son ambas caracterizaciones absolutamente equidistantes tal y como lo plasma el autor mediante una serie de matizaciones ingeniosas de boca de Satanás:

«¿Te cabe en la cabeza que un elefante se, interese en esta arañita, que se preocupe de si es o no es feliz, de si es rica o pobre, de si su novia corresponde o no a su amor, de si su madre está enferma o sana, de si la consideran a ella en sociedad o no la consideran, de si sus enemigos la han de aplastar o sus amigos la han de abandonar, de si sus esperanzas se han de marchitar o sus ambiciones políticas fracasa- rán, de si morirá en el seno de su familia o morirá abandonada y despreciada en tierra extranjera? Estas cosas no pueden ser nunca importantes para el elefante; nada significan para él; el elefante es incapaz de achicar sus simpatías hasta reducirlas al tamaño microscópico de la araña roja. Para mí el hombre es lo que la arañita roja para el elefante. El elefante nada tiene que decir en contra de la araña: le es imposible descender a un nivel tan remoto; yo nada tengo que decir contra el hombre. El elefante es indiferente; yo soy indiferente. El elefante no se molestaría por jugar una mala pasada a la arañita; quizá se le ocurriese hacerle un servicio, si podía hacérselo de paso y no le costase nada. Yo he hecho favores a los hombres, pero no les he jugado malas pasadas.»

El Forastero Misterioso se publicó en 1916, seis años después del fallecimiento de Mark Twain.

La sinopsis es la original de LaCasadelLibro, de la Editorial Anaya:

https://www.casadellibro.com/libro-el-forastero-misterioso/9788466706070/798512

Esta vez el forastero, por misterioso que pareciera, no se presentó con cuernos, ni con rabo, ni con patas de cabra. Al contrario, «vestía ropa nueva y buena, era guapo, tenía un rostro atractivo y una voz agradable». Pero hizo y dijo cosas que quedarán para siempre grabadas en la memoria desasosegada de los hombres. Mark Twain, con una leve entonación de cuento de hadas, casi fuera del tiempo y del espacio, escribió una alegoría sobre la condición humana y la absoluta relatividad de todas las cosas, tan inquietante en su aparente sencillez, que al cerrar el libro el lector acaba preguntándose abrumado si la existencia humana es sólo un sueño o una pesadilla.

ESTILO NARRATIVO

El lenguaje narrativo es sencillo, llano, diáfano, directo. Narrado en primera persona pero actuando el protagonista como catalizador psicológico de todas las voces, descriptivo, explícito a la hora de expresar metódicamente los sentimientos. Además resulta muy expeditivo, eficaz y nada retórico en sus argumentaciones. Un detalle significativo es que el texto no nos sugiere las acciones; están absolutamente contadas las de cada personaje secundario y los personajes coral, siempre a través del muchacho, como si fueran la voz de su conciencia, aun cuando existan diálogos entre los personajes. Todos estos elementos indican claramente que estamos ante el estilo de un cuentacuentos no exento de realismo, pues hay circunstancias oscuras y violentas, muertes, asesinatos, el reflejo realista y cruento de la sociedad feudal del siglo dieciséis en Austria, en una aldea hermética donde todo el mundo se conoce, en pleno auge de la quema de brujas y los ajusticiamientos por herejía perpetrados por la Inquisición. El ambiente es entrañable en otros momentos aunque lleno de superstición. Estamos en el contexto histórico de la Baja Edad Media, todavía Edad Oscura.

Yo considero, bajo mi punto de vista, que Twain deja meridianamente reflejado el desencanto de su propia época, la suya, dentro del estrato donde irrumpe el incipiente capitalismo, tras una larga etapa de tres siglos de expropiación originaria y posterior éxodo del campo a la ciudad. Se empezaba a gestar una nueva clase, el proletariado. La Revolución Industrial del XIX formaba ya un gran ejército de obreros y de mendigos que no tenían nada más que su fuerza de trabajo para malvivir explotados. En dicha tesitura, se nos muestra como en un paralelismo histórico anterior lo que parecía un vaticinio del futuro. La era industrial y el aumento de la producción puesta en función del capital, el progreso pareciera frustar cualquier expectativa de libertad para el hombre moderno, esclavizado igualmente a pesar del desarrollo productivo.

La crítica al adoctrinamiento religioso también es palpable en la forma en que, aparte de lo que señala acerca de la Inquisición, nos habla de que la cristiandad ha traído las guerras y con ella se quedarán para siempre. Desde una posición humanista y metafísica las describe como malas vengan de donde vengan. Como si formaran parte de la mezquindad connatural del hombre. Un hombre retratado como un gran nihilista que ha venido al mundo a sufrir tal y como se le describe en el libro. Su último libro.

BIOGRAFIA DE MARK TWAIN:

Samuel Langhorne Clemens, más conocido como Mark Twain, nació en la villa de Florida, Misuri, en 1835. Vivió desde los cuatro años a orillas del Mississipi y posteriormente se colocó como aprendiz en el periódico local. Posteriormente fue piloto de barco de vapor para volver después al periodismo. Murió en Redding, Connecticut, en 1910.

OTRAS OBRAS:

Las aventuras de Tom Sawyer; 1883; La vida en el Misisipiy, en 1884, Las aventuras de Huckleberry Finn. En 1881, escribió El príncipe y el mendigo. En 1889, publicó Un yanki en la corte del rey Arturo, y, en 1905, una de sus últimas obras, El forastero misterioso.

Este libro me lo leí por primera vez a la edad de dieciséis años y con esta segunda relectura he disfrutado de lo lindo. Un libro que fabrica empatía y emoción. Muy reflexivo aunque en algunos de sus aspectos puedas no estar de acuerdo al cien por cien. Se lee de corrido en un día que le dediques.

NOTA: 9/10

5 Libros de Psicología y de Autoayuda muy útiles

Os ofrezco una lista de mi biblioteca particular. No la he jerarquizado bajo ningún criterio que tenga que ver con mis gustos personales solamente, la voy a fundamentar, sobre todo, desde los valores didácticos, profesionales o terapéuticos, desligando dicha calificación de cuestiones superficiales, como por ejemplo, si han sido betsellers. Son libros a los que les tengo mucho cariño y a su vez ha quedado demostrada su calidad y credibilidad desde el punto de vista médico, psicológico y deontológico. Con independencia de gustos y preferencias ajenas a título personal y con carácter excluyente o recomendaciones de otros,

He de advertir primero que nada que no soy psicóloga ni terapeuta, ni tan siquiera licenciada. Solo soy una persona autodidacta y llena de curiosidad por el tema, a grosso modo. Tampoco tengo los conocimientos que requiere la especialización. No obstante, a lo largo de los años he tenido contacto con profesionales, amigos que tienen la carrera o ejercen, he aprovechado la ocasión de leer un poco acerca de nociones básicas y algunos conceptos que en especial me interesaban más… En fin, me valgo de todo ese conglomerado de información acumulada, muy básica, por supuesto. Sin embargo, considero que con un grado de conocimiento mínimo y atendiendo a estos factores, sí estoy estoy en condiciones de recomendaros algunos libros clave dentro de su categoría y/o temática relacionada.

5 LIBROS DE PSICOLOGIA Y DE AUTOAYUDA

Precisar que algunos libros de psicologia -excluyo de este condicionante a los de autoayuda- tienen veinte años o un poco más, quizá bastante más. Esto es importante advertirlo porque por ejemplo, al menos hace un par de décadas, la editorial Martínez Roca editaba libros orientados a los docentes, profesores, profesionales, licenciados o estudiantes más específicamente. Muchos de ellos pertenecen a la escuela cognitivo-conductual, que ahora también ha derivado hacia el cognitivismo y que, siendo así, es importante tener en cuenta que algunos autores de esta área o categoría preferían tener como guía o referente en algunos aspectos terapéuticos al DSM-3 (el actual ya es DSM-V, si no me equivoco), esto es, el Manual Diagnóstico de Psiquiatría. Puede ser un criterio profesional generalizado o no, pero influye también a día de hoy. Como la ciencia experimental contiene otros baremos de medición y cuantificación clínica cuando se trata de psicología y las terapias psicológicas, a lo mejor, ciertas consideraciones están actualmente determinadas por diferentes variables, o bien, algunos conceptos y una relativa parte del objeto de estudio se deben de haber modificado con toda probabilidad. Lo mismo puede suceder con otros libros que tengo de conductismo, puesto que éste ha evolucionado doctrinalmente o transformado sus postulados originarios, caso del coductismo radical de Skinner. Desde mi punto de vista -insisto, desde el mío particular- concluyo que este fenómeno evolutivo no es más que una desvirtuación gnoseológica de la fuente original, de su etiología, o del sentido mismo de su teoría y praxis, en ambos casos. Por otro lado, voy a intentar ser plural y abarcar diferentes disciplinas, campos y tematicas y no centrarme en el mismo autor. Dicho esto, empecemos:

1.- LOS ARQUETIPOS Y LO INCONSCIENTE COLECTIVO – KARL JUNG

Voy a intentar formular el objeto de estudio de la temática del libro. Aunque en este caso sí voy a hacer una excepción y dar mi opinión personal.

Como ya sabréis, Jung, fue discípulo de Freud pero se separó y elaboró una teoría más bien pseudocientífica no basada en el método experimental o empírico propiamente, que es el actual sistema de investigación desde la Conferencia de Copenhague. Ahora os explico por qué. El llamado inconsciente colectivo, según Karl Jung es intra e intergeneracional, se transmite a través de las sociedades humanas en el tiempo y conlleva una serie de rasgos, al igual que lo que define Jung como arquetipos. Pero para mí, esto no deja de ser una interpretación del mundo y de la realidad social y cultural personalista. Fenomenológicamente significa que existen ciertos elementos evolutivos intrínsecos procedentes de un inconsciente cultural; desde mi punto de vista, puede ser si consideramos para su justificación determinadas características antropológico-culturales y de lucha por la producción en cada uno de los modos de producción dados.

Según el prólogo de los editores del libro que tengo yo, se argumenta lo siguiente, y cito textualmente:

«Los arquetipos y lo inconsciente colectivo son conceptos centrales en la concepción analítica de Karl Gustav Jung»

Arquetipos clásicos, algunos ancestrales o mitológicos podrían ser: el padre, la madre, el sabio, anciano o mago, el renacer, el dios niño, la niña divina, el héroe, el espíritu, el pícaro… Se basa en la repetición constante a la hora de irrumpir a lo largo del transcurso de los siglos en diferentes etnias, tribus y culturas que nada tienen que ver entre ellas, por su alejamiento geográfico o por su desconexión del contexto histórico. Bien, no se puede decir que no sea cierto porque es observable pero hasta qué punto es una verdad absoluta o universal… no. Para mí esta visión del mundo se acerca más como criterio de análisis al campo de la filosofía puesto que no deja de ser una interpretación basada en un sistema de creencias. Se puede leer siendo interesante su concepción teórica porque es un reflejo de lo que sentimos y pensamos ya que sí está demostrado que muchas veces se ha repetido y se sigue repitiendo el mismo patrón o cánones socioculturales, a pesar de lo dicho en el punto anterior. Me he explayado en este libro por su confrontación respecto de los postulados de la teoría psicoanalítica y porque no deja de ser interesante y curioso. Ciertos detalles, como el descubrimiento de los mandalas en distintas areas de lejana geolocalización entre sí o por su difícil acceso y en periodos seculares divergentes no se pueden explicar científicamente pero se sabe que esto es certero. Os puede parecer misterioso y poético. La obra también exporta esas connotaciones.

2.- LIBROS DE ENRIQUE ROJAS

Voy a hacer otra excepción y de este autor citaré varios libros para hablar con mayor detenimiento de él. Porque merece la pena. Si bien luego me centraré en un libro clave.

Enrique Rojas se presentaba hace veinte años en la edición propia, la que compré, como catedrático de psiquiatría en Madrid y director del Instituto de Investigaciones Psiquiátricas y se engloba dentro de los llamados psicólogos humanistas. Las temáticas más recurrentes: el hombre en la sociedad, el amor, la felicidad, conocerse a uno mismo… Y en algún libro me he encontrado con la máxima con la que estoy absolutamente de acuerdo, que los dos pilares fundamentales, basalto del actual sistema de vida son: el amor (no solo el de pareja al que el autor considera el más complejo, sino también y fundamentalmente el filantrópico) y el trabajo. El hombre se encuentra en plenitud cuando ha cubierto de forma mínimamente eficaz estos dos resortes fundamentales.

Enrique Rojas tiene títulos en su haber como: El amor inteligente, ¿Quién eres?, El hombre light, los lenguajes del deseo, y otros sobre la felicidad. Escritor prolijo.

Ahora me gustaría centrarme muy sintéticamente en uno de ellos: «El amor inteligente», que me encantó por la extracción de conclusiones que saqué.

No hay que desligar el corazón de la cabeza, viene a decir a grandes rasgos. En lo que hace referencia al amor de pareja, lo primero que nos enseña es que para estar con alguien, primero se ha de estar bien con uno mismo. En general afirma que todos necesitamos amor, es una necesidad intrínseca del ser humano. Y hace una crítica severa a la burda manipulación y falsificación que se hace del amor en la actualidad, según ya señalaba por aquel entonces con una edición de 1997. Fijaros si ha llovido, pero es que hay cosas que no cambian nunca, que son anacrónicas o atemporales, diría más bien, universales. De cómo trataba el tema en cuestión se podría decir que era muy a contracorriente para aquella época.

3.- LA PRACTICA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL – DANIEL GOLEMAN

No os presento este libro, segunda parte de Inteligencia Emocional porque ambos consiguieran ser bet sellers en su día, sino porque se consideró la base material para configurar la actual teoría aplicada relativa a un tipo de emociones que pueden llegar a ser autónomas si nos lo proponemos atendiendo a activar o fortalecer nuestra inteligencia asociada al medio. Este libro en concreto tuvo una especial repercusión en el mundo empresarial y profesional y a partir de entonces se comenzaría a crear la figura laboral del couching. Tras estudiar la práctica social y económica, así como el rendimiento productivo de más de 500 organizaciones en todo el mundo Goleman nos descubre las aptitudes que definen a profesionales de diferentes sectores o ramos que han hecho de ellos personas de éxito consolidado. Para quien le guste revisar las fuentes clásicas de muchas terapias actuales.

4.- EL PSICOLOGO EN CASA – BERNABE TIERNO

Tal y como afirma la portada, se trata de un «manual para lograr un mayor bienestar personal o familiar».

En la edición de mi libro, Bernabé Tierno se presetaba: licenciado en filosofía, Ciencias de la Educación y Psicología, especialista en Psicopedagogía por la Escuela Superior de Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Medicina Legal y Social, así como de la Sociedad Española de Pedagogía.

Aquí, en esta obra, nos habla de los problemas de la vida cotidiana,
Aborda la problemática de los diferentes transtornos clínicos más comunes en la sociedad haciendo una descripción exhaustiva de todos ellos y estableciendo pautas de superación. Por ejemplo: agresividad, alcoholismo, anorexia, atención y memoria, bulimia, celos, complejos… de una forma meridianamente afable, como si fuese tu médico de familia. El libro nos inbuye de nociones vitales que deberíamos conocer y saber apreciar porque bien nos podremos sentir identificados con alguna de estas dolencias desadaptativas, al menos, en algún aspecto. Muy recomendable aun cuando esta edición de la obra date de 1987, de la Colección Fin de Siglo.

5.- TECNICAS DE ENTREVISTA CLINICA. VARIOS AUTORES: Peter H. Wilson, Susan H. Spence, David J. Kavanagh

De la Editorial Martínez Roca tengo varios libros, dirigidos a la formación y orientación de profesionales clínicos y con la característica de que prácticamente todos pertenecen a la escuela de los Cognitivo-Conductuales surgida originariamente en EEUU, en Palo Alto. Teniendo en cuenta el tiempo transcurrido -esta edición está fechada en 1995- muchos datos serán susceptibles de poder ser cuestionados o no, en función de las técnicas que en el presente se impartan a los colegiados.

En esta obra, que tiene su importancia relativa desde el punto de vista del código deontológico y teniendo en cuenta que el Cognitivismo es la escuela terapéutica mayormente extendida en la actualidad, la lectura de este libro puede ser reveladora. Porque ha habido un antes y un después.

Su metodología nodular está basada en la recogida, acumulación y archivación de datos cuantitativos para elaborar una casuística adecuada y personalizada aun cuando la premisa principal sea asimilar dicho contenido y jerarquizarlo en una base de datos en principo básica y general, atendiendo luego a una serie de criterios de especificidad. El tratamiento personalizado es una premisa básica, lo hacen con cada cliente o paciente aunque exista una fuente genérica de información acumulada, ordenada y reorganizada con posterioridad a tenor de nuevas formulaciones que partan de casos individuales y por gupos, asi como de la casuística global relacionada con cada trastorno clínico, habiendo tomado como referencia el antiguo DSM3, el vigente en aquella época.

Además, la presente obra aporta una serie de procedimientos de evaluación a partir de las cifras y la cuantificación medida para analizar cualitativamente la sintomatologia y los cambios que suelen producirse en el tiempo en cada paciente o cliente. O la involución o la no evolución de los transtornos o posibles distorsiones cognitivas que suelen ser tratadas en régimen ambulatorio: ansiedad, depresión, obesidad, problemas interpersonales, disfunciones sexuales, insomnio, cefaleas y dolores de cabeza. Las evaluaciones se dividirán por áreas también en función de la casuística general y también más específicamente se formularán preguntas a los clientes o pacientes en torno a su vida privada o personal. Bien directa o bien indirectamente. Dependiendo de la actitud colaborativa, manifiesta o explícita o, si no, al contrario, que también puede ocurrir.

Se puede entender el libro como un manual identificador de problemas y sus procesos y tiene como objetivo enseñar una serie de principios básicos para el análisis coductual y poder aplicar así un enfoque estructurado de dicha evaluación resultante, cuyas conclusiones parciales o más completas sirvan para influir sobre nuevos análisis y evaluaciones posteriores.

Tengo que decir fehacientemente que soy de Freud y siempre seré de Freud. Eso no quita para que no se pueda mantener una dinámica encaminada al eclectismo, casi por necesidad, ya que fundamentalmente, el principal problema que nos encontramos con el Psicoanálisis, pero el auténtico, el de Freud, no el que haya evolucionado ni tan siquiera a día de hoy en EEUU u otros países, no se imparte en las Universidades Españolas. Y eso que es ciencia, verdad absoluta, universal, materialismo puro y duro. Por tanto, irrefutable.

Así que, a Freud le dedicaré capítulos aparte muy merecidamente.

No os olvidéis de comentar o de compartir si os ha gustado, que todavía soy novata en WordPress. Gracias de antemano.

CONTIGO – Esteban García Valdivia

EL AUTOR

Esteban García Valdivia es filólogo, profesor de literatura y coaching. Antes de pasar al análisis de la obra os enlazo con la página oficial de Amazón por si queréis adquirir el libro ya de entrada o, en su caso, obtener más referencias de él y de su labor. https://www.amazon.com/Contigo-Conecta-ni%C3%B1o-que-Spanish/dp/1499158556

DETALLES DEL PRODUCTO EN AMAZON

  • Paperback: 258 páginas
  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform; Edición: 1 (15 de abril de 2014)
  • Idioma: Spanish
  • ISBN-10: 1499158556
  • ISBN-13: 978-1499158557

RESEÑA

Junto con el prólogo de Irene Villa, muy emotivo y asertivo, por cierto, asistimos al desarrollo de una historia de superación y de crecimiento interior. Se nota la labor y los conocimientos en la materia que posee el autor, Esteban García Valdivia, a la hora de reflejar cómo enfocar desde el punto de vista de la inteligencia emocional dos planos que se unen y que a su vez, de forma dialéctica, se determinan entre sí: la relación de atracción mútua y posterior desarrollo evolutivo y consecución final de esos sentimientos en las dos personas que se gustan y la aplicación didáctico-terapéutica, no solo en ellos mismos, sino, como se verá en el transcurso de la lectura, para beneficio colectivo, esto es, de los potenciales lectores.

FORMATO NARRATIVO Y SENTIDO DE LA OBRA

Resulta muy curioso, jamás había encontrado un cauce de expresión similar en ningún otro libro leído, si bien, pudiera considerarse una novela de estilo epistolar, porque está ordenada cronológicamente y es dialogada. Sin embargo, no se describe la conversación de pareja en modo diario ni por correspondencia. Como ya os podréis imaginar, los dos amigos virtuales se comunican a través de un chat privado por internet. Cosa normal, por otro lado, más en 2014/13, fecha de publicación y contexto temporal respectivamente de la narración. Lo que no lo había visto es reflejado de forma tan academicista como supone el hecho práctico de que haya sido recogido en formato novela.

El autor juega con las emociones del lector de manera realista desde un principio sin dejar claro si es una historia real, pero podría serlo. Como tantas otras historias de parejas que se conocen por internet. Pero la tesitura que envuelve la acción y fundamentalmente los diálogos no marcha en esa dirección. Al contrario, nos encontramos ante una obra sencilla y a la vez compleja, nada frívola, aunque sí llevada con un tono desenfadado y coloquial, como es lógico en algunas partes y con diferentes niveles de comprensión lectora en función de la asunción de los mecanismos terapéuticos que salen a relucir en las conversaciones en todo momento y recorren por completo el hilo conductor de principio a fin.

Tras el prólogo de Irene Villa, muy bello, reflejo de su encantadora personalidad, hay una introducción de ella misma en la que explica las razones de la publicación de dicha interacción cibernética y cómo ésta se produjo. Le llegan los escritos a su dirección postal, parece ser, sin remitente ni ningún otro dato identitario y tras leerlos no duda, como así manifiesta, en enviárselos al propio autor, que es quien los transcribirá para ser publicados por una editorial, sin explicar nada más. De forma previa al inicio de la narración chat, por llamarla de alguna forma, se explica que ha habido que hacer ciertos cambios debido a desconexiones de wi-fi y retardos entre emisión y recepción, variaciones del orden de intervención de los interlocutores y supresión de emoticonos, a la vez que se informa del significado de los que se han tenido que conservar por necesidad de contenido y semántica, precisamente para que el lector pueda disfrutar con eficacia de la lectura. Asimismo, se han corregido faltas de prosodia, sintaxis o gramaticales, propias de un chat. Este libro está hecho a base de huellas frescas, es emotivo, entrañable y lleno de viveza, pero también de sensatez y de mucha teoría ligada a la práctica, porque se trata de extraer enseñanzas aplicadas a la vida real que se circundan en combatir creencias erróneas o distorsionantes, tanto en los actos como en los pensamientos. Yo no lo tacharía de libro de autoayuda sin más, tiene un corazón, un cerebro y mucho músculo y es para todos los públicos, porque salen a relucir muchos ejemplos prácticos de la vida real, la rutinaria. Es por ello por lo que nos podemos sentir doblemente identificados: no solo por la delicada y preciosa, a la vez que dramática, historia de amor sino por lo que este libro enseña de manera pragmática sin dejar de lado los conceptos principales de la llamada psicología emocional, la de los mapas mentales o más conmunmente conocida como inteligencia emocional, si bien, lo hace de modo sencillo y general. También hace hincapié en aspectos muy interesantes que de modo ecléctico podemos reconocer en otras escuelas o categorías psicoterapéuticas: psicoanálisis, Gestalt, Mindfulness, psicología cognitivo-conductual o incluso conductismo clásico a través de los conocidos como reflejos condicionados. A grandes rasgos, un trabajo de couching impecable, lleno de armonía y aunque pueda parecer algo arbitrario en algún capítulo si no produndizamos en los conceptos, en verdad resulta bastante coherente y ajustado a cada situación y momento. Este último rasgo de plasmación de varias ramas de la psicología lo podrán comprobar quizás los lectores avispados o más entendidos en la materia, doctrinalmente hablando, por eso recuerdo lo que comentaba anteriormente acerca de los diferentes niveles de comprensión académica. De todos modos, no frena la naturalidad, ni el desarrollo, ni el desenlace, ni el final de la historia no conocer detalles concretos de psicología aplicada. Porque el libro es tan dinámico como práctico, situacional, con una inmediatez a la hora de plasmar los problemas similar a la que podamos tener nosotros mismos con un amigo/a, pareja o cualquier otra persona en una conversación cotidiana. Solo que llevada la comunicación a una escala superior, de conocimiento reglado o empírico experimental. Como lo son la mayoría de las terapias psicológicas. Lo que yo he vivido en propias carnes es que me hace llegar a la comprensión de mis propias vivencias existenciales haciéndome sentirme identificada y acabando por recurrir a la reflexión por los métodos más llanos: el recuerdo, la asociación de ideas, la comparación, la catarsis personal… Ha sido muy emocionante de leer, además de que he de reconocer que en algunos momentos me he reído a carcajada limpìa. Y en otros, me he sentido especialmente viva.

TEMAS: DOS SUBTRAMAS QUE CONVERGEN EN UNA SOLA, LA PRINCIPAL, OBJETO DEL LIBRO. POR AÑADIDURA, INTERCEDEN EN ELLAS DISTINTOS Y VARIADOS ASPECTOS EMPIRICO-TERAPEUTICOS BASADOS EN EL METODO EXPERIMENTAL

Al principio el autor, a través del personaje masculino, Logos, ya nos introduce en el marco terapéutico:

«A menudo creemos que la realidad no se puede cambiar, que vivimos en un mundo que nos atrapa y encarcela en sus particulares celdas»

«Al cabo, no estamos tan mal como estamos. No, al menos, como para poner en juego nuestro confort, nuestra rutinaria existencia, el día a día gris que se aleja … (…)»

En este diálogo novelado se trata el tema de la catarsis liberadora (Freud), el yo, ello y superyo (Freud), la transferencia y la contratransferencia (Freud), la motivación, ver plasmados nuestros sueños y metas a través de conocerse a uno mimo y qué hacer luego, partiendo de la realidad actual de cada uno y poniendo a funcionar un plan de accion, tener claro que hay una metodología específica, un orden y unas normas que no hay que saltarse, que son importantes las repeticiones o mantras, pero siempre y cuando uno tenga fe y se los crea. En realidad se trata de creer en uno mismo y dar a los demás para generar vida. Ese es el sentido de vida, aplicar todas esas enseñanzas es perpetuarse, habla también de que interpretamos la realidad a traves de un mapa del territorio y con ello lo único que conseguimos es percibir nuestro propio territorio. De ahí un ejercicio singular: le pide a Gala, la mujer, un tanto respondona y descarada, también recurrentemente escéptica, que dibuje la Torre Eiffel, sin importar si se parece o no. Cada persona, le explica, la dibujará a su manera, con lo cual llegamos a una conclusión importante: si juntamos todos los mapas de la Torre Eiffel de todas las personas podemos comprender que todos seamos amigos. Sin embargo, primero hay que atender la amistad consigo mismo a pesar de la soledad o cualquier situación embarazosa o problemática. Punto de partida. Hasta profundizar el en el amor, no desligado de la amistad.

Cada capítulo es una fecha de toma de contacto para chatear, debido a un problema grave que sufre Logos y que le impide conectarse a menudo. Cada capítulo está dedicado a un tema, en realidad, se pueden interpretar como carencias o diferentes grados de dificultad adaptativas con respecto a cómo nos sentimos, a nuestras emociones ligadas a diferentes contextos o contextualizaciones. Todas ellas, problemáticas comunes a las del resto de la humanidad.

El es couching y conoce la identidad de Gala desde que ésta es pequeña.

En realidad, un centro nodular clave es la importancia de volver a ser el niño que en el fondo, aunque sea muy en el fondo, seguimos siendo. Solamente hay que redescubrirlo. Logos está enamorado desde la infancia de Gala y no le revelará su identidad hasta que no transcurren las primeras sesiones. En realidad, como vemos a posteriori en los capitulos finales, todo está premeditado por parte de Logos con un objetivo muy noble, no solo sentimental, aunque se llegue a un mismo resultado mediante dos cauces: enseñar y amar, primera trama. La segunda trama consiste en el objeto de publicación de las conversaciones que surge en los capítulos finales. Lo que me ha encantado del libro es que el autor sabe conjugar ambas y colocarlas al mismo nivel sin que entren en contradicción. Son complementarias.

El final no os lo voy a destripar, tampoco he introducido más que los justos spoilers necesarios para que se entiendan mínimamente las acciones y las cogniciones de ambos personajes, así como sus reacciones emocionales y lo que de forma asertiva son capaces de asumir. Es interesante observar que los roles se intercambian porque los dos amigos practican el papel didáctico en determinadas circunstancias. Solo deciros que la fuerza del sentimiento es muy bonita, yo diría que inocente y amable, a pesar del lenguaje coloquial. Y que, si leéis el libro, aparecen dos monólogos respectivos de Logos y de Gala tremendamente chocantes y a contracorriente de cualquier estereotipo, hay que leerlos para sentir la emotividad. De cómo una sonrisa es vital. ¿Se pueden guardar las sonrisas y darlas en un acto de amor, para eternizar a la persona amada que debe irse inexorablemente?

Un libro altamente recomendable, sensitivo, perspicaz e inteligentemente estructurado. Realista y a la vez con demostraciones ejemplificantes de cómo si actuáramos como Logos y Gala, otro mundo se abriría ante nosotros ¡Yo no me lo perdería!