Mi planta perenne de un patio cualquiera

Photo by cottonbro on Pexels.com

La planta de mi patio está trste,

¿que tendrá la planta?,

pues su tallo y sus hojas

miran varadas

al Sol,

enverada su silueta,

Que le niegan la clorofila,

hermanas sincretas,

savia bruta de mi estampa.

Que la estepa es muy vasta

y adora la sinestesia.

Vete allí con las demás,

y a la floresta y a un jardin mecido

por los cantos sacros y sencillos,

no me seas indiscreta,

En aquel patio raído.

Que te hagan un poema,

lleno de rosas y estrellas.

Homero y aedos,

filósofos y poetas,

desde Sócrates y Séneca,

desde Lorca a Espronceda,

cantadle una nana a mi planta

como a la cebollera

para que no se quede seca.

Mi planta lucha, ahora,

para no quedar yerma.

¿Qué tendrá la planta,

antes tan lisonjera?

Venid, ángeles ascetas,

y rezad por ella

un cúmulo de pasiones

para la fotosíntesis.

Que venga la Luna a la fragua

y el gitano que dispare una saeta.

Mi planta, melancolía y flema,

la planta que no se enreda,

Que no crece,

que se enerva.

Que sujeta el muro

y quebranta a la misma tristeza.

MI planta sincera.

Que pide

lo que no llega.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s