Soneto de un dia reflexivo

Si un día vi las garras del vil mal,

fue sin querer, espartano luchón

pues en todo existe el mal achuchón

de los sentimientos vanos ramal.

——————-

Si un día exploré la savia animal

comprendí que por un solo mechón

hay saber, el remanente colchón

que al grupo iguala la tela chamal:

——————–

De bondad condición, grande pureza,

versa la pluralidad del sentido

que nos dicta, no al odio, al alma,

——————–

Con los valores aunar la destreza

de un Fuenteovejuna no pervertido,

donde la lucha solidaria es calma




Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s