soneto dialectico

Oh, tú, amigo dual,

con quien tanto comparto,

me sobrevino el parto

de lo que es gradual:

con lo individual

no se es fiel sin reparto

y por eso me parto

del ego conductual.

Pero elegir en prosa…

seleccionar es fácil,

dice quien se sonrosa.

Entre el clavel y la rosa

me quedo con lo grácil;

¡es dialéctica cosa!