la fascinacion de los ochenta no deja de ser una ilusion mas del pasado

Photo by Ryutaro Tsukata on Pexels.com

Es una década acranónica, en muchos estratos. De momento, nadie que la vivió intensamente ha olvidado sus reminiscencias. El chico intentando ser moderno y neorromántico, como si fuese un post-romanticismo sistemico, ojos pintados, guantes blancos de novia en las manos con las uñas pintadas con la dama fetiche que ya podia elegir su destino erótico. Lo de las drogas creo que está un tanto sobredimensionado por el nuevo renacer de las sensaciones anteriormente reprimidas o solapadas en espera de su manifestación dependiente de la libre asociación. ya costaba más ligar, ¿eh? Había que currárselo con imaginación no eludiendo para nada el riesgo.

De eso os quería hablar, de la sensación de un cierto nihilismo en renuncia al placer clásico encumbrado por la filosofía con los epicureos, rigurosamente más reflexivos y con reglas sin parecerlo.

Pero no es de filosofía clásica de lo que os quería hablar: etapa geek, transición de la era analógica a la digital, sobrevenida colusión de la URSS con la previa caída del Muro de Berlin ya vaticinada años atrás por analistas y politólogos de la época, famdon en las costumbres, proliferación de nuevos ejércitos de obreros en la apertura de nuevos sectores ultratecnológicos en ciernes, rupturas y movientos de vanguadia en la cultura, el cómic, los fanzines y la música. Grupos y maras costumbristas y ritualistas que englobaban transgresiones en las costumbres de los jóvenes para categorizarlos nuevamente sin que se diesen cuenta. Declive de un orden bipolar tránsito próximo y no muy alejado en el tiempo cronologico con el aperturismo del norte de América.

Cayeron muchas dictaduras que en los setenta se habían encumbrado por el proyecto perpetrado hacia el vientre blando del mundo y su cadena imperialista.

IBM introdujo el PC a nivel usuario, el gran emporio del momento.

Cocaína selectiva. Heroína homogeneizada para los extrarradios de las ciudades.

Los ochenta fue una época difícil desde el punto de vista económico para nuestro país, todavía bajo las consecuencias y los daños colaterales de la crisis del petróleo del 73 y las descolonizaciones en guerras y conflictos internos, el Apartheit, todavía no había penetrado el capital extranjero hasta nuestra entrada en la CEE bajo una serie de condiciones. La Reconversión Industrial desde altos hornos del Mediterráneo hasta Cádiz. No era alarmante si se ponía todo el peso en el despiporre vanguardista de modas y estilos conjuntados con los nuevos fashions items.

Ahora lo pienso y lo repienso y no sé si haciendo una comparativa estábamos mejor, con conflictos bélicos y asesinatos, fallecimientos de personajes ilustres, etc.

Os dejo esta frase tópica y típica:

TIEMPOS PASADOS SIEMPRE PARECE QUE FUERON MEJOR.

EN APARIENCIA. LUEGO, PROFUNDIZAMOS PARA VIVIR CADA ETAPA EN SU FASE CORRESPONDIENTE Y CONSUETUDINARIO-NATURAL. Y ACABAMOS POR ACEPTAR NUESTRO DESTINO.

YO QUE SIEMPRE ME DECLARÉ FASCINADA POR LOS OCHENTA,

¿QUÉ OS PARECE A VOSOTROS?