¿Quien se llevo mi sacher?

Photo by Abhinav Goswami on Pexels.com

El impulso está en tí,

siempre relamiéndote los labios,

cuando la pruebas, ya no hay dudas.

Oh, pero, ¿quién se llevó mi sacher?

Siiiiiiiiiii…. mi tarta sacher.

Shachertorte famosa entre las más resabiás de las tartas.

No. No renegaré de tí,

con tus dos capas de bizcocho,

no me seas Pinocho,

no me mientas y me digas que te comieron otros.

Sacher mía.

Una de las tartas más famosas del mundo entero

y yo me requiebro ante tí.

Con tu capa de mermelada de albaricoque,

todas, todas, todas, todas,

sois iguales,

recubiertas de chocolate negro.

Desde un millon cien mil de deseos

relamiéndose entre labios de requiebros.

¿Quién te robó de mis deos?

Quién se te llevó a destiempo.

Oh, mi sibarita dama de las camelias chocolatadas.

Pues cuando la pruebas ya no hay dudas,

el impulso está en tí.

Relamiéndote por doquier.

En ágapes acaramelados y requiebros endulzados.

Pero ya no estás entre mis labios.

¿Donde estará? Dios mío de mi alma.

¿Dónde está mi almuerzo?

¿Quien se llevó mi sacher?