LAS DUDAS FINITAS

Dudas razonables,

infinitas,

cartesianas,

metafísicas

o existenciales,

Encrucijada del paroxismo,

siempre a tu lado,

hasta el infinito. Hasta la ruptura final.

Ni de mis sueños escapas.

Dudas como escarpias.

Dudas llanas

y silogísticas.

Disyuntivas,

disquisitivas.

¿Y para qué?

Para nada.

Me decías en la almohada,

sueña y no pienses a ultranza.

Pues todo queda en el vacío.

Denuncio la verdad absoluta

que rastrea sin piedad la vida plana.

Si buscas respuestas,

que sea desde el hogar del corazón.

y del cerebro analítico.

El tiempo y el espacio,

percepciones subjetivas

que investigan sobre la realidad objetiva.

Amigos temporales, miedos ancestrales,

Si si o si no, no. Trasteando el qué y no el por qué

sales del rapto propiciado por los viejos fantasmas.

Escribí en un viejo papel

mis objetivos,

lo sellé con mi firma

y abierto en carne viva lo dejé en un lugar resguardado.

Espero hasta hallar el camino.

La luz en el día a día se describe voluntariosa.

Jubilosa apreciación: la de la fidelidad.

¿Dudas a mí, entonces? El transcurso del tiempo lo dirá.

La sangre revolucionaria llama a la sangre revolucionaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s